| Alejandra |

29 años, ex-alumna

¿Por dónde empezar? Siempre me gustó cocinar, lo heredé de mi abuela y de mi papá, quería estudiar en una escuela de cocina pero se me hacía difícil por el alto costo de los cursos.
Como en Pilar no estaba esa posibilidad, me anoté en inglés y en informática en la escuela Municipal. En el acto de fin de curso, escuché que anunciaban la apertura de la escuela de cocina para el año siguiente. Con la enorme alegría de poder cumplir con algo que anhelaba tanto, me inscribí y comencé.
Se dictaban en el Carlos Pellegrini a un costo muy bajo. Un hermoso lugar que lamentablemente hemos perdido. El primer año fue genial, aprendí técnicas, métodos de cocción, a hacer la “mise en place” y nuevos sabores. Recuerdo una de las primeras clases en que aprendimos a " pelar a vivo". ¡Cómo cambia que te sirvan de postre una naranja con todos los gajos para el mismo lado y con un toque extra de frescura, la hojita de menta! A partir de ese momento toda la gastronomía comenzó a interesarme, hice 3 años de cocina, uno de mozos y camareras, otro de organización de eventos y el de repostería en la misma escuela.. Mientras asistía al curso de cocina, ya trabajaba en el rubro volcando todo lo aprendido en mi trabajo. Durante esos tres años hubo muchos momentos hermosos donde me dieron la oportunidad de realizar pasantías. ¡Hasta organicé y coordiné un casamiento! Una lindísima experiencia!
Por fin lograba mi sueño… ya era una cocinera profesional. Aprendí a armar un menú, a organizar las compras, a elegir mejor la mercadería, a preparar comidas de otras culturas, conocí la comida oriental que me fascina… me enamoré de todo lo que tenia que ver con esta cultura... Dentro de las clases hicimos una visita al Barrio Chino, ¡no me lo olvido más! ¡qué hermoso lugar para los que amamos cocinar! Una vez recibida me dieron la posibilidad de hacer una pasantía de un año al lado de Marcela la profesora y directora de la escuela, aprendí muchísimo, más de lo que ya sabía. En realidad uno nunca deja de aprender. Al año siguiente estaba comenzando una nueva etapa como instructora de cocina. Tuve a mi cargo 3 cursos de primer año, casi 90 personas. Conocí muchísima gente, hice nuevos amigos. Todavía me sigo cruzando con los que fueron mis alumnos y el cariño que me brindan no tiene precio.
En este momento estoy trabajando en Rincón Jumbo Pilar. Hace cinco años que estoy en esta empresa, pasé por muchos sectores del restaurante y pude comprobar que todo lo aprendido en la escuela de cocina me sirvió para llegar a ser hoy, la encargada del sector. Para terminar quiero decir que en la vida pasamos por momentos lindos y otros no tan lindos, conocemos personas buenas, no tan buenas y personas que te pueden ayudar a cambiar parte de tu vida...Así fue que Dios me puso en el camino a Marcela, una mujer que me enseñó muchísimo, que confió en mi ... una profesora de lujo. Gracias por todo lo aprendido y su cariño.

Quiero compartir con Uds. Una comida que descubrí durante mi formación El Chop Suey Agridulce.

CHOP SUEY AGRIDULCE DE CERDO Y ANANÁ

INGREDIENTES: Zanahoria, cebolla, zapallitos, ajíes, puerro, verdeo (todo cortado en juliana), brotes de soja, ananá cortado en trozos, carne de cerdo en trozos, aceite y semillas de sésamo, sal, pimienta, salsa de soja. Arroz blanco para acompañar. PREPARACIÓN: Calentar el wok con un poquito de aceite, cocinar la carne de cerdo siempre moviendo con una espátula o cuchara, agregar las verduras, que no queden muy cocidas, sino crujientes. Por último agregar el ananá, los brotes de soja , las semillas de sésamo y la salsa de soja y una pizca de azúcar, cocinar un minuto, rectificar sazón …para los que no les gusta el cerdo lo pueden remplazar por pollo o carne de vaca y a disfrutar de este manjar!!!!

~ Alejandra Negri

Nuestros grupos:

Seguinos en Facebook

Copyright 2012 © - Dar Sabor Al Saber - Todos los derechos reservados ®