| Mariel |

“Les quiero contar un poco mi historia y cómo uno puede cambiar, si estamos atentos a lo que nos regala la vida a cada instante. Mi nombre es Mariel Godoy, tengo 47 años de edad, soy esposa, madre y desde hace unos años instructora del área Gastronomía en Formación Profesional. El amor por la cocina, panadería y repostería lo heredé de mis padres y me llevó a hacer varios cursos cocina, de repostería y hasta bombonería en diferentes lugares por gusto, nunca pensé que terminaría siendo mi profesión y mi pasión.
Con mi esposo abrimos una panadería en el local que era de mis padres, elaborábamos todo entre los dos, funcionó hasta que nos tocó la crisis del 2000. Decidí buscar trabajo afuera, lo encontré en Jumbo en el Restaurante sector de postres y allí una de mis compañeras que sabía que me gustaba continuar con lo que algún día había comenzado, la gastronomía, me comenta que en Pilar había una escuela de cocina en el Instituto Carlos Pellegrini con un costo muy bajo. Fui a ver de qué se trataba, aunque sus cursos ya habían comenzado, me anoté. Logré hacerlo porque Marcela tiene un corazón muy grande y le encanta ver que la gente progrese y aprenda.
Fue maravilloso, nuevamente estaba creciendo en el mundo de las ollas y sartenes con técnicas modernas, sabores que en mi casa no podía trabajar por razones de costos, pero en la escuela del Pellegrini todo era posible. Así continué mi segundo año. En tercer año pierdo a mi padre y dejo de trabajar en Jumbo. Necesitaba trabajar pero no muchos días para no descuidar a mi familia en ese doloroso momento. A través de la profesora consigo un trabajo como cocinera en una casa de familia.
En el 2005 Marcela me ofrece trabajo en el Pellegrini para dar un curso de Repostería como me gustaba tanto y sabía mucho me animé, aunque nunca había dado clases. Tuve la ayuda de Martín un compañero que me guió con los cursos. Pero gracias a Dios que siempre estuvo Marcela por detrás, es mi Ángel de la Tierra, con todo lo que ello implica. A partir de esta experiencia me capacito en formación profesional y empiezo a trabajar en Garín. Comencé como suplente, mi trabajo continuaba creciendo. Actualmente lo sigo haciendo en Escobar. El 2006 fue el último año que trabajamos juntas Marcela y yo. Cuánto extrañé y extraño a ese ser lleno de energía que solo piensa en ayudar a la gente, dándoles oportunidades para que puedan crecer y que aprendan a valorarse como personas, seres humanos y demostrar que se puede.
Como yo creo que todo vuelve en la vida, la semana pasada después de tantos años Marcela se vuelve a conectar conmigo, y hoy tenemos al menos el proyecto de dar una clase juntas, qué importante! Que bien me siento saber que voy a ser parte de su proyecto y que puedo devolverle algo de todo lo que me dio y aprendí de ella, mi Profesora de Cocina. Como ella, no pienso nunca bajar los brazos y en cada momento de la vida le vamos a “DAR SABOR AL SABER”, para continuar brindando posibilidades a muchas personas.
Doy gracias a la vida por ser parte de la Gente de Marcela, y de la Escuela que hizo que mis sueños y proyectos hoy sean Realidad……"

~ Mariel

Nuestros grupos:

Seguinos en Facebook

Copyright 2012 © - Dar Sabor Al Saber - Todos los derechos reservados ®